Guía de compra de gresite para piscinas

Guía de compra de gresite para piscinas

El gresite o mosaico vítreo se ha impuesto como la solución de revestimiento de piscinas residenciales más extendida, superando a otras alternativas (poliéster, cemento o liner de PVC) por su apariencia, facilidad de instalación y durabilidad. Actualmente en el mercado existe una amplia gama de colores y acabados, que permiten crear piscinas únicas y totalmente personalizadas.

Colores lisos, efecto niebla o nacarados

Hay que diferenciar los tonos nieblas (destonificados y que aportan sensación de profundidad) de los tonos unicolor (más planos). Los niebla han ganado en aceptación y son la opción preferida, en parte también por su mayor capacidad de disimular la presencia de residuos en el fondo de la piscina. No obstante, los colores lisos vuelven a estar de moda gracias a la mayor variedad de oferta y opciones disponibles hoy en día (blancos, oscuros, etc.).

Como cambian las modas, las sensaciones de modernidad y antigüedad también lo pueden hacer. En este sentido, los innovadores nacarados (serie Aqualuxe) otorgan más calidad, riqueza y valor añadido a la piscina. La piscina da la sensación de diamantada, y reacciona en perpendicularidad a los rayos solares. Es decir, cuando nos ponemos a contraluz, vemos los tornasolados del material. Es por ello que tampoco cargan en exceso, ya que desde el resto de puntos de vista no se aprecian los brillos.

Tonalidades y correspondencias entre colores

Es importante tener en cuenta que el agua y el color del cielo se encargarán de potenciar la tonalidad del revestimiento de la piscina. A modo de ejemplo, una piscina revestida con gresite beige / arena resultará en un agua verde turquesa claro. Una superficie blanca dará lugar a una tonalidad entre azul y verde muy claro.

  • Tonos azules (Caribe, Mar, Egeo, Saja, Ebro…). Colores estándar de piscina, que todo el mundo tiene en la mente. Apuesta asegurada y convencional de éxito. Color del agua azul, sensación de limpieza y de frescura.
  • Tonos blancos (Aral, Pas). Moderna, agua azul turquesa suave. Sensación de mucha frescura y limpieza. Alternativa poco sufrida con la suciedad, pero muy viva con los cambios de tonalidad según el día. Crea un efecto espejo en sensación de color.
  • Tonos verdes (Tirreno, Adriático, Cubas). Color agua azul / verde turquesa. Sensación de piscina natural. Cuanto más oscuro más temperatura del agua conseguimos. Colores que resisten muy bien el paso del tiempo y la suciedad.
  • Tonos beige (Kara, Cares). Color efecto caribe. Sensación de calidez, sufrido con la suciedad (la piscina siempre se ve limpia) y efectos del agua tipo caribe. Imita la arena de playa.
  • Tonos oscuros (Jónico, Asón, Mármara). Cuanto más oscuro más sensación de profundidad y más temperatura de agua. Aporta modernidad.

Poolaria ha apostado por Hisbalit como proveedor único de gresite por la calidad de sus materiales, gama de colores y disponibilidad de acabados, que incluyen versiones antideslizantes certificadas para las aplicaciones más exigentes. Los gustos personales serán los que finalmente inclinarán la balanza en un sentido u otro, pero el éxito está asegurado.

Categorías del Blog

Menú